Métodos para detectar y evitar el Phishing

1026

Para quienes no saben el Phishing es un ataque informático muy común el cual opera a través de páginas web falsas, en donde el objetivo de los que utilizan este medio es el conseguir ingresar a sitios web bancarios y afines para de esa manera poder robar el dinero de una cuenta de un determinado banco desde un ordenador.

La forma más común de Phishing es la que utilizan aquellas personas que se dedican a robar datos de cuentas bancarias, en donde envían a sus víctimas un correo electrónico en donde les indican que deben modificar la contraseña de su cuenta bancaria, indicando un enlace para realizar la modificación. De esa manera el usuario proporcionará no tan solo la contraseña actual, sino que también incluirá otros datos como número de identificación y número de su tarjeta de débito o de crédito, por lo que el ladrón informático podrá ingresar con total libertad al sitio verdadero del banco para operar con el dinero que tenga dicha cuenta.

pishing

A pesar de las innumerables medidas de seguridad que incluyen los sitios bancarios en la actualidad, se hace muy difícil luchar contra el robo directo de datos a través de Internet, puesto a que muchas personas no conocen los métodos habituales que utilizan los hackers y ladrones informáticos para poder conseguir datos esenciales para el manejo de cuentas bancarias.

Uno de los métodos más frecuentes para detectar el Phishing es el comprobar si los enlaces que nos envían a través de correo electrónico o algún otro medio, poseen algún tipo de veracidad y se relacionan con el banco en cuestión, y para ello recomendamos utilizar herramientas como Phish Tank, Online Link Scan y McAfee Site Advisor (que exige la descarga de un programa).

Otro método recomendable es el tener actualizado el navegador web que utilizan, debido a que de esa manera podrán obtener la lista de los últimos sitios de Phishing sumados a la base de datos de los principales navegadores que automáticamente detectan esta clase de sitios y advierten al usuario.

También es recomendable tomar otras precauciones para evitar el robo de datos informáticos, como ser el ver que la dirección del sitio comience con HTTPS, que el dominio sea relacionado al banco en cuestión o simplemente visualizar si el sitio se asemeja al portal bancario que frecuentamos.

https

Como consejo final, nunca abrir un email de este tipo y tampoco abrir ni descargar los archivos adjuntos. Las entidades bancarias y financieras no utilizan email para hacer estos pedidos, generalmente te llega una carta o te citan personalmente para informarte sobre algún problema.

Dejar respuesta